A principios de octubre de 2018 recibí un email de Víctor
Romero
, responsable de la editorial The Hills Press y editor de la versión en castellano de
Ratas en las Paredes, el juego de horror cósmico que arrolló en su campaña de
mecenazgo unos meses antes. Víctor se interesó por Saros, aunque le comenté lo
mismo que a otros editores que se habían interesado por la campaña: que era un
proyecto muy personal y que para bien o para mal quería intentar sacarlo por mi
cuenta.

Pero la respuesta de Víctor fue alucinante. En primer lugar,
le pareció fenomenal y me animo absolutamente a seguir adelante, pero lo
siguiente me sorprendió totalmente, ya que puso a mi disposición el uso del
sistema de Ratas en las Paredes. Yo conocía el sistema de Ratas,
porque de hecho, fui uno de los mecenas que entro el primer día y a lo largo
del mecenazgo hice un “all in” con todos los addons que fueron sacando. El sistema me agradó bastante, ya que me
parecía moderno, sencillo y bastante ágil.

Inmediatamente me pareció una idea fantástica que Saros
pudiese emplear dos sistemas. Por un lado el clásico Cthulhu d100 con las
mecánicas de toda la vida, pero que igual le parece algo encorsetado a las
nuevas generaciones, y por otro lado Ratas en las Paredes, con un sistema de
consecuencias que me encantaba y una sencillez que hace que sea muy sencillo
poner el foco en el horror y en la acción sobre la mesa de juego. Además, poder
ofrecer más material a esa amplia base de mecenas que tubo Ratas era algo que
le parecía fenomenal a Víctor y a mí me permitía ampliar el espectro de mecenas
potenciales para Saros.

En cuanto tuve acceso al editor de Verkami, comencé a
preparar la página del mecenazgo. La verdad es que al principio me costó un
poco hacerme con el editor web, aunque eso no fue lo más complicado. Me llevó
varias semanas colocar y estructurar todo el contenido de la página del Verkami
de una manera adecuada. Realmente creo que estuve trabajando en ella hasta la
noche antes del inicio del mecenazgo, pero el resultado final me dejó muy
satisfecho. Creo que la información estaba bien estructurada y contaba con los
suficientes elementos gráficos como para hacerla visualmente atractiva.

Aquí gustaría detenerme para mencionar el vídeo que inserté
como presentación en la página del Verkami, obra del excelso Mikel Calvo.
Endika, uno de los moderadores de la página de Facebook Juegos de mesa para
gente Cthulha
me había invitado a acudir a una de sus partidas de Cthulhu.
Finalmente pude ir y aunque el grupo no era demasiado experimentado, las
ganas y la pasión que le ponían me parecieron impresionantes y me lo pasé fenomenal.

Yo tenía un pequeño guion para el vídeo del Verkami, pero me
había quedado prácticamente sin tiempo de encargar que alguien lo preparara,
así que me había resignado a no tenerlo. Al comentarlo de pasada, resulta
que Mikel, además de un fantástico máster y excelente actor, entre otras muchas cosas, tiene conocimientos de edición de vídeo y se
ofreció a preparármelo. La verdad es que me daba un poco de vergüenza pedírselo
porque apenas les conocía, pero con ese grupo, Mikel, Endika, Oihan y Shere
había surgido un gran feeling. Pues dicho y hecho: en apenas un par de días
Mikel tenía el vídeo preparado.

Una de las cosas que más me preocupaba era que la página del
mecenazgo transmitiese la seriedad del proyecto. Al ser yo mismo el impulsor
del mecenazgo y no una editorial, tenía la preocupación de que los potenciales
mecenas dudasen de la seriedad del proyecto o del trabajo desarrollado. De
nuevo, creo que el resultado final de la página cumplió todas mis expectativas
en ese sentido. De hecho, una vez finalizado el mecenazgo, con todos los extras
que se fueron desbloqueando, miro la página y pienso que realmente me quedo un
Verkami muy chulo. Uno del que sin duda yo hubiese sido mecenas.

Generalmente no me gustan demasiado los mecenazgos que
incluyen como extras contenido adicional, porque me da la sensación de que me
están mostrando un producto incompleto. Al tratarse mi propuesta de una
campaña, no de un juego en sí mismo, mi idea siempre fue que los extras
supusiesen alguna mejora a la hora de llevar la campaña a la mesa de juego.

Elementos como el póster con el mapa, el marcapáginas o los tokens
que ya había empleado en mi primera partida de Saros en las jornadas Bilbao
Rock&Rol, haya por febrero de 2018, los tenia claros desde el principio.
Tener la suerte de que O.F.B., además de los tokens, me diseñase un fabuloso dial
de clima
para la mecánica de gestión del tiempo atmosférico que incluye la
campaña, también era un elemento que me hacía mucha ilusión poder incluir.

Algunos aspectos como
la mejora de edición, la versión en PDF o la inclusión del Director´s Cut de
Pesadilla en Manor Peak
los tenía en la
recamará para usarlos o no en función de la evolución de la campaña. Otros de extras
sin embargo fueron pensados prácticamente al empezar el mecenazgo, como los
cuadernillos para los PJ o durante el mismo, como el calendario de mesa del año
1924
.

Lo que no tenía tan claro era el orden en el que ubicar
algunos de dichos extras, principalmente para alternarlos y hacer más atractivo
el mecenazgo. Tomé la decisión de mostrar solo los tres primeros extras en
parte por que desconocía si iba a tener éxito la campaña y me parecía algo
pretencioso enseñar toda la artillería de golpe. Iría mostrando un extra
adicional según se fuesen desbloqueando, por lo que eso me daba tiempo para
tomar decisiones “en directo” sobre el orden o conveniencia de algunos de los
extras.

Había llegado la hora de ponerle fecha de salida al
mecenazgo, por lo que tras mi labor de scouting para ver que había por esas
fechas, encontré un hueco bastante interesante del 7 de noviembre al 17 de
diciembre
. Estaba muy cerca de fechas complicadas como son las navidades, pero
alargar hasta el día 17 hacia que igual muchos mecenas que cobren la extra de
navidad se animasen a hacer el desembolso. No tenía muchas más opciones a no
ser que trasladase el mecenazgo a finales de enero o febrero de 2019. Decidí
que haría una precampaña larga, de tres semanas, en las que me diese tiempo a
que el mayor número de potenciales mecenas del proyecto pudieran llegar a
enterarse del mismo y contacte con todos los canales de los que suelen apoyar
verkamis que pude.

Solo tengo palabras de agradecimiento para todos ellos,
porque me atendieron con total amabilidad e interés por mi proyecto y además le
dieron una gran difusión. En especial al canal de los muchachos de En 5
minutos rol
y a Marc, que me hizo la que fue mi primera entrevista. A veces
nos quejamos de la cantidad de trolls que hay por internet en nuestra afición,
de los flames y disputas, pero creo que al final, no dejan de ser más que un pequeño grupo que hace mucho
ruido. La mayoría de esta afición es gente dispuesta a echarte una mano y
ayudarte con lo que sea. No hay que permitir que determinados arboles nos
impidan ver este bosque.

Otra de las cosas determinantes para el éxito del mecenazgo
en este sentido, fue también la entrevista que me hizo Víctor Romero en su
canal
, la noche antes de que empezase el mecenazgo. Mucha de la gente que le
sigue y que también era mecenas de Ratas se enteró del proyecto y les pareció
muy interesante, así que supongo que efectivamente, para el día de inicio había
bastante gente pendiente de ver la página del Verkami. Creo recordar que la página de la precampaña habia conseguido unos 150 seguidores.

Todo estaba listo. Había hecho todo lo que estaba en mi mano
para intentar que el mecenazgo fuese atractivo para la comunidad y tuviese la
mayor difusión posible, pero ¿sería suficiente?