Blog Image

Proudly Made In Bloomfield

A Traves de las Puertas de la Llave de Plata. H.P.Lovecraft.

"Ni la muerte, ni la fatalidad, ni la ansiedad, pueden producir la insoportable desesperación que resulta de perder la propia identidad."

#14: Los 40 días más largos.

Mecenazgo Posted on 11 Mar, 2019 14:44:36

7 de noviembre de 2018. Llegó el día D. Había preparado una
recompensa con “Early Bid” a precio reducido para las primeras 24 horas, con la
intención de darle a la campaña el mayor impulso posible durante el primer día,
así que esperaba que hubiese algo de movimiento. No creo que sea una gran
sorpresa si digo que pase unos nervios brutales a lo largo de todo ese día. El
trabajo de tanto tiempo iba a salir a la palestra y había llegado la hora de
comprobar si resultaba interesante para la comunidad, o terminaría en el
olvido.

La campaña empezaba a las 12 del mediodía y más o menos conseguí
llegar hasta ese momento trabajando e intentando abstraerme de lo que vendría a
continuación. Casi sin darme cuenta, noté como el móvil empezaba a vibrar de
una manera salvaje. Durante el mecenazgo, Verkami te manda un email por cada
aportación, por cada comentario, por cada consulta… estando en el trabajo no
pude hacerle mucho caso, pero cuando mire el móvil en el descanso para comer,
me di cuenta de que la cosa iba bastante bien. Sin embargo empecé a notar cierto
vértigo al ver la cantidad de mensajes y menciones en redes sociales, etc. que
tenía en el móvil. El pobre aparato estaba al borde del bloqueo total.

Por la tarde la cosa incluso se aceleró, y cuando llegue a
casa empecé a pensar seriamente que el proyecto igual se podía financiar en las
primeras 24 horas… algo que no había contemplado ni en mis previsiones más
optimistas. Pero lo que sucedió fue incluso más sorprendente, ya que finalmente
consiguió financiarse en 11 horas, mientras charlaba con Felipe en su canal
Leyendas de Tertia sobre el trepidante inicio de la campaña. Absolutamente
alucinante.

En esos momentos estaba tan absorbido por gestionar la
campaña que no era consciente del orgullo y la satisfacción personal que sentía, por el hecho de que todo lo que había planificado hubiese dado ese resultado.
Supongo que el éxito o fracaso de un mecenazgo depende de muchos factores,
alguno de ellos ajenos a lo que uno mismo puede hacer, pero haber sido capaz de
poner los suficientes ingredientes en la cesta como para que tuviese ese inicio
arrollador, es algo que se quedará conmigo para siempre y que jamás olvidaré.
Había conseguido lo que buscaba cuando tomé la decisión de seguir yo solo con
el proyecto.

En las primeras 24 horas se recaudó sobre el 40% de lo
conseguido al final de la campaña, así que podéis haceros una idea del efecto
que tuvo el “early bid” a la hora de conseguir la masa crítica para que el
mecenazgo despegase. Aunque los mecenazgos suelen llegar tras los primeros días
de impulso a una fase de meseta hasta los dos o tres días finales, he de
deciros que durante el mecenazgo de Saros, solo hubo dos días en los que no se
realizase ninguna aportación por parte de los mecenas, por lo que como veis, el
flujo de aportaciones fue bastante constante.

Participar la primera semana de mecenazgo en una pequeña
entrevista con Piru, en el canal de La Mazmorra de Pacheco, tuvo una
importancia crucial en mantener un cierto ritmo más allá de esa meseta. Puede
parecer que salir en un canal con decenas de miles de suscriptores es algo muy
difícil, pero realmente no hay más secreto que ponerse en contacto con ellos
para hablarles del proyecto, y avisarles con suficiente antelación. De hecho,
en principio la entrevista estaba prevista para finales de noviembre, pero
finalmente consiguieron hacerme un pequeño espacio durante esa primera semana.

El primer fin de semana de campaña logré sustraerme un poco
de la vorágine que se había generado durante esos primeros días acudiendo a las
jornadas de ocio alternativo Imavega en Torrelavega, invitado por Ángel, otra
bellísima persona que además me ayudó mucho dándome algunos consejos sobre la
comunidad rolera en internet. Las jornadas se realizaban en La Lechera, un
lugar en el que ya se hicieron hace casi 20 años unas jornadas CLN a las que
acudí y de las que tenía un grandísimo recuerdo.

Por primera vez fui consciente de lo que estaba suponiendo
el mecenazgo. Mecenas que se detenían a saludarme y charlar sobre Cthulhu, rol
y muchas otras cosas. A pesar de quedarnos casi sin tiempo, también pude
dirigir, en memoria de Greg Stafford (ya que ese día se le hacía un homenaje
mundial), el mismo capítulo que llevé en las LES, aunque de una forma bastante más
narrativa para que nos diese tiempo. Jugar con varios mecenas, charlar del
Verkami, fue también algo que disfrute muchísimo. A pesar del cansancio y la
falta de sueño que arrastraba esos días, fue una grandísima experiencia.

Durante el mecenazgo, la gestión de los extras que iba
añadiendo fue bastante sencilla, ya que la mayoría de ese trabajo ya lo tenía
hecho y apenas tuve que improvisar, más allá de decidir el orden en el que
establecía algunos extras. Por otro lado, el Dashboard de Verkami (la página de
gestión del mecenazgo) te ofrece bastante información interesante, como número
de visitas a la página, seguidores, etc. que te ayudan bastante a la hora de
hacer una proyección de por dónde puede andar el resultado final. Esto tiene su
relevancia a la hora de establecer los extras.

Uno de los muchos efectos positivos de haber financiado el
proyecto en menos de 12 horas es que pude emplear gran parte de los 39,5 días
restantes en seguir trabajando en el proyecto con cierta intensidad. La verdad
es que 40 días se hacen muy largos y entiendo a aquellos proyectos que plantean
campañas de 30 o incluso 20 días. El esfuerzo mental y el estrés son
considerables, ya solo en intentar responder a todos los mensajes que te llegan
a través del propio mecenazgo, por email o en redes sociales.

Y precisamente uno de los aspectos más importantes en los
que pude avanzar es que conseguí embarcar en el proyecto de Saros a un artista
de la categoría de Iñigo Maestro para el diseño de la maqueta del libro. En un
primer momento invertimos buena parte del tiempo es establecer los criterios
estéticos de la maqueta, pero una vez definidos, creo que dimos rápido con la
tecla.

Aunque íbamos un poco justos, tanto Iñigo como yo pensábamos
que si nos daba tiempo a enseñar algunos bocetos y pruebas del diseño de la
maqueta, podría ayudar a ese empujón que siempre suele haber los últimos días
de mecenazgo. Tampoco quería precipitarme en enseñar algo excesivamente
provisional, pero finalmente pudimos mostrar unas páginas que tuvieron un
importante efecto en muchos mecenas a la hora de demostrar que, aunque es un proyecto de autor, el resultado no va a desmerecer demasiado del
que podría lograr una editorial profesional.

Es curioso que, acercándonos al final de la campaña, mucha
gente me preguntaba sobre la posibilidad de que los dos últimos extras no
llegasen a desbloquearse. Yo tenía confianza que llegar a ellos, por los datos
que manejaba, como he mencionado anteriormente, pero evidentemente esa
posibilidad existía. El penúltimo extra, los tokens de magia, aunque son los
menos usados, tienen un bonito diseño con el símbolo arcano que te permite
usarlos para otros juegos cthuliescos tranquilamente y además quería ofrecer
los cuatro tipos de tokens que había usado durante las pruebas de juego.

El último extra quería que fuese algo especial. Se me
ocurrió a mitad de mecenazgo que hacer un calendario de mesa, precisamente de
1924, el año en el que transcurre la campaña. La posibilidad de introducir
datos de interés, podría ser algo ciertamente chulo y original… que no se ve
por ahí. El riesgo de no desbloquearlo era todavía mayor que con los tokens de magia,
pero tras un fulgurante arreón final los últimos días, al final se desbloqueó
sobradamente, completando un mecenazgo de ensueño. Un mecenazgo hecho a mi
manera, con los elementos que yo quería poner sobre la mesa…algo único y
probablemente irrepetible.

Mi petición de ayuda a los mecenas para culminar el proyecto
de Saros había sido escuchada más allá de mis más optimistas previsiones,
haciendo que el proyecto se convirtiese en algo todavía más grande. Así que
ahora, tengo todos los elementos necesarios para rematar la faena y que La
Sombra de Saros
vea la luz en 2019.



#13: Preparando el Verkami: Parte II.

Mecenazgo Posted on 10 Feb, 2019 16:53:13

A principios de octubre de 2018 recibí un email de Víctor
Romero
, responsable de la editorial The Hills Press y editor de la versión en castellano de
Ratas en las Paredes, el juego de horror cósmico que arrolló en su campaña de
mecenazgo unos meses antes. Víctor se interesó por Saros, aunque le comenté lo
mismo que a otros editores que se habían interesado por la campaña: que era un
proyecto muy personal y que para bien o para mal quería intentar sacarlo por mi
cuenta.

Pero la respuesta de Víctor fue alucinante. En primer lugar,
le pareció fenomenal y me animo absolutamente a seguir adelante, pero lo
siguiente me sorprendió totalmente, ya que puso a mi disposición el uso del
sistema de Ratas en las Paredes. Yo conocía el sistema de Ratas,
porque de hecho, fui uno de los mecenas que entro el primer día y a lo largo
del mecenazgo hice un “all in” con todos los addons que fueron sacando. El sistema me agradó bastante, ya que me
parecía moderno, sencillo y bastante ágil.

Inmediatamente me pareció una idea fantástica que Saros
pudiese emplear dos sistemas. Por un lado el clásico Cthulhu d100 con las
mecánicas de toda la vida, pero que igual le parece algo encorsetado a las
nuevas generaciones, y por otro lado Ratas en las Paredes, con un sistema de
consecuencias que me encantaba y una sencillez que hace que sea muy sencillo
poner el foco en el horror y en la acción sobre la mesa de juego. Además, poder
ofrecer más material a esa amplia base de mecenas que tubo Ratas era algo que
le parecía fenomenal a Víctor y a mí me permitía ampliar el espectro de mecenas
potenciales para Saros.

En cuanto tuve acceso al editor de Verkami, comencé a
preparar la página del mecenazgo. La verdad es que al principio me costó un
poco hacerme con el editor web, aunque eso no fue lo más complicado. Me llevó
varias semanas colocar y estructurar todo el contenido de la página del Verkami
de una manera adecuada. Realmente creo que estuve trabajando en ella hasta la
noche antes del inicio del mecenazgo, pero el resultado final me dejó muy
satisfecho. Creo que la información estaba bien estructurada y contaba con los
suficientes elementos gráficos como para hacerla visualmente atractiva.

Aquí gustaría detenerme para mencionar el vídeo que inserté
como presentación en la página del Verkami, obra del excelso Mikel Calvo.
Endika, uno de los moderadores de la página de Facebook Juegos de mesa para
gente Cthulha
me había invitado a acudir a una de sus partidas de Cthulhu.
Finalmente pude ir y aunque el grupo no era demasiado experimentado, las
ganas y la pasión que le ponían me parecieron impresionantes y me lo pasé fenomenal.

Yo tenía un pequeño guion para el vídeo del Verkami, pero me
había quedado prácticamente sin tiempo de encargar que alguien lo preparara,
así que me había resignado a no tenerlo. Al comentarlo de pasada, resulta
que Mikel, además de un fantástico máster y excelente actor, entre otras muchas cosas, tiene conocimientos de edición de vídeo y se
ofreció a preparármelo. La verdad es que me daba un poco de vergüenza pedírselo
porque apenas les conocía, pero con ese grupo, Mikel, Endika, Oihan y Shere
había surgido un gran feeling. Pues dicho y hecho: en apenas un par de días
Mikel tenía el vídeo preparado.

Una de las cosas que más me preocupaba era que la página del
mecenazgo transmitiese la seriedad del proyecto. Al ser yo mismo el impulsor
del mecenazgo y no una editorial, tenía la preocupación de que los potenciales
mecenas dudasen de la seriedad del proyecto o del trabajo desarrollado. De
nuevo, creo que el resultado final de la página cumplió todas mis expectativas
en ese sentido. De hecho, una vez finalizado el mecenazgo, con todos los extras
que se fueron desbloqueando, miro la página y pienso que realmente me quedo un
Verkami muy chulo. Uno del que sin duda yo hubiese sido mecenas.

Generalmente no me gustan demasiado los mecenazgos que
incluyen como extras contenido adicional, porque me da la sensación de que me
están mostrando un producto incompleto. Al tratarse mi propuesta de una
campaña, no de un juego en sí mismo, mi idea siempre fue que los extras
supusiesen alguna mejora a la hora de llevar la campaña a la mesa de juego.

Elementos como el póster con el mapa, el marcapáginas o los tokens
que ya había empleado en mi primera partida de Saros en las jornadas Bilbao
Rock&Rol, haya por febrero de 2018, los tenia claros desde el principio.
Tener la suerte de que O.F.B., además de los tokens, me diseñase un fabuloso dial
de clima
para la mecánica de gestión del tiempo atmosférico que incluye la
campaña, también era un elemento que me hacía mucha ilusión poder incluir.

Algunos aspectos como
la mejora de edición, la versión en PDF o la inclusión del Director´s Cut de
Pesadilla en Manor Peak
los tenía en la
recamará para usarlos o no en función de la evolución de la campaña. Otros de extras
sin embargo fueron pensados prácticamente al empezar el mecenazgo, como los
cuadernillos para los PJ o durante el mismo, como el calendario de mesa del año
1924
.

Lo que no tenía tan claro era el orden en el que ubicar
algunos de dichos extras, principalmente para alternarlos y hacer más atractivo
el mecenazgo. Tomé la decisión de mostrar solo los tres primeros extras en
parte por que desconocía si iba a tener éxito la campaña y me parecía algo
pretencioso enseñar toda la artillería de golpe. Iría mostrando un extra
adicional según se fuesen desbloqueando, por lo que eso me daba tiempo para
tomar decisiones “en directo” sobre el orden o conveniencia de algunos de los
extras.

Había llegado la hora de ponerle fecha de salida al
mecenazgo, por lo que tras mi labor de scouting para ver que había por esas
fechas, encontré un hueco bastante interesante del 7 de noviembre al 17 de
diciembre
. Estaba muy cerca de fechas complicadas como son las navidades, pero
alargar hasta el día 17 hacia que igual muchos mecenas que cobren la extra de
navidad se animasen a hacer el desembolso. No tenía muchas más opciones a no
ser que trasladase el mecenazgo a finales de enero o febrero de 2019. Decidí
que haría una precampaña larga, de tres semanas, en las que me diese tiempo a
que el mayor número de potenciales mecenas del proyecto pudieran llegar a
enterarse del mismo y contacte con todos los canales de los que suelen apoyar
verkamis que pude.

Solo tengo palabras de agradecimiento para todos ellos,
porque me atendieron con total amabilidad e interés por mi proyecto y además le
dieron una gran difusión. En especial al canal de los muchachos de En 5
minutos rol
y a Marc, que me hizo la que fue mi primera entrevista. A veces
nos quejamos de la cantidad de trolls que hay por internet en nuestra afición,
de los flames y disputas, pero creo que al final, no dejan de ser más que un pequeño grupo que hace mucho
ruido. La mayoría de esta afición es gente dispuesta a echarte una mano y
ayudarte con lo que sea. No hay que permitir que determinados arboles nos
impidan ver este bosque.

Otra de las cosas determinantes para el éxito del mecenazgo
en este sentido, fue también la entrevista que me hizo Víctor Romero en su
canal
, la noche antes de que empezase el mecenazgo. Mucha de la gente que le
sigue y que también era mecenas de Ratas se enteró del proyecto y les pareció
muy interesante, así que supongo que efectivamente, para el día de inicio había
bastante gente pendiente de ver la página del Verkami. Creo recordar que la página de la precampaña habia conseguido unos 150 seguidores.

Todo estaba listo. Había hecho todo lo que estaba en mi mano
para intentar que el mecenazgo fuese atractivo para la comunidad y tuviese la
mayor difusión posible, pero ¿sería suficiente?



#12: Preparando el Verkami: Parte I.

Mecenazgo Posted on 17 Jan, 2019 11:24:14

No os imagináis las ganas que tenia de poder escribir esta
entrada en el blog. Después de la última que escribí, tomé la decisión de parar para darme un tiempo, y así poder prepararlo todo para el mecenazgo en Verkami con más tranquilidad.
Las semanas antes de comenzar el mecenazgo, todo eran incertidumbres para mí,
ya que aunque confiaba en que el proyecto pudiera salir adelante, tenía mis
dudas al respecto al tratarse La Sombra de Saros de una campaña y no de un juego
propiamente dicho.

Si no llega a tener éxito, posiblemente esta entrada sería
una suerte de despedida, agradeciendo a toda la gente que ha trabajado conmigo
y me ha ayudado en el proyecto su amabilidad, dedicación y profesionalidad. Sin
embargo, la campaña consiguió financiarse en menos de 12 horas… una absoluta
locura. Así pues, voy a continuar con algunas entradas más sobre el desarrollo
del proyecto, en esta ocasión sobre la preparación y precampaña del Verkami.

Retomemos esta historia a mediados de septiembre de 2018. Tras
las LES había adquirido ya una inercia a la hora de dar a conocer el proyecto
entre la comunidad rolera, así como en redes y no quería desaprovecharlo.
Además me estaba acercando paulatinamente al punto crítico en el que mi mermado
presupuesto ya no sería suficiente para poder continuar con el proyecto. Si
quería afrontar lo que me quedaba por hacer, como la corrección del texto, diseñar una maqueta o mandar el libro a imprenta, tenía que solicitar financiación a los
mecenas que tuviesen a bien apoyarme.

A lo largo de todo el año había tenido ocasión de revisar
muchos de los mecenazgos que se habían lanzado vía Verkami. Los examiné intentando
analizar lo que había funcionado en ellos y lo que no. También los
elementos y planteamientos que me habían convencido y de igual manera, los que
no lo habían hecho. Con todo ello pude ir conformándome una idea de lo que
quería hacer en el mío.

Así pues, tenía decidido que lanzaría el mecenazgo de La
Sombra de Saros
antes de que finalizase el año. Había llegado la hora de juntar
todas las ideas que tenía, y ponerme a hacer números para preparar todo lo
necesario para el Verkami. La hora de la verdad se acercaba.

Una de las cosas que quiero comentar, para todos aquellos
que estén planteándose hacer un mecenazgo en el futuro, es que prepararlos bien
es algo muy complejo. Hay que prestar atención a muchos elementos y detalles,
así que intentaré explicar un poco de los que a mí me han parecido más
importantes. Tampoco es que estas ideas sean verdades escritas en piedra,
simplemente son unas notas basadas en mi experiencia personal con este
mecenazgo.

Definición de objetivos y recompensas:

La madre del cordero de un mecenazgo es establecer el
objetivo de financiación y el precio de las diferentes recompensas. Aquí puedes
tomar algunas decisiones estratégicas en función del riesgo que se quiera
asumir para hacer atractivo en precio el producto. Como realmente no sabes lo
que va a pasar, si va a tener éxito o no y en caso de tenerlo, hasta dónde vas
a llegar, es ciertamente complicado definir estos parámetros.

Yo recomiendo plantear al menos tres escenarios, uno sobre
el éxito muy moderado, otro escenario que podríamos considerar como óptimo y
otro más con una previsión muy exitosa. En base a estos escenarios, consulta
todos los presupuestos de imprentas que puedas sobre el formato que hayas
decidido. Te sorprenderías de ver las diferencias en precio que hay entre
algunas.

Piensa en los extras que vas a poder dar o en los que
meterías con un precio aparte, comúnmente conocidos como addons y ten en cuenta
sus costes a la hora de establecer el precio de las recompensas. Ten en cuenta que
algunos elementos bajan su precio unitario cuantos más hagas (por ejemplo, el
libro en sí mismo) pero otros no, así que ten muy claro a qué nivel debe llegar
el mecenazgo en cuanto a la recaudación para poder desbloquearlos.

Habla con un asesor fiscal:

Que te expliquen bien las repercusiones fiscales en cuanto a
impuestos y cosas como los IVAs, etc. El pago de estos conceptos puede variar
mucho en función de la situación personal o fiscal de cada uno. Todos estos
costes debes tenerlos claros para luego no llevarte sorpresas desagradables.

Elige fecha de inicio y duración del mecenazgo.

Estate un poco pendiente de los anuncios que hacen las
editoriales que suelen publicar material vía mecenazgo. Aunque hoy día, dado el
volumen de proyectos existentes, es complicado no coincidir con otros
mecenazgos, procura no hacerlo con aquellos que sepas que están generando mucha
expectación para no ser eclipsado en exceso por ellos. Hay fechas que también
pueden ser malas por acumulación de gastos de los potenciales mecenas, pero otras son buenas
porque también pueden tener ingresos adicionales como pagas extra.

Prepara a conciencia la precampaña.

La precampaña es el lapso de tiempo entre que aparece la
página de “próximamente en verkami” y comienza la campaña propiamente dicha.
Durante ese tiempo, la gente puede empezar a seguir el proyecto, para que les
avise Verkami cuando se ponga en marcha la campaña. El número de seguidores que vas
consiguiendo te puede dar una idea del interés que estas despertando. Yo
establecí tres semanas de precampaña y en ese tiempo intente dar a conocer el
proyecto a diferentes medios, canales de Youtube y páginas que apoyan verkamis. No tengas miedo de contactar con ellos, porque la mayoría son gente estupenda
y con ganas de ayudar. He visto proyectos que dedican apenas unos días a la
precampaña y sinceramente creo que es un error.

El trabajo previo multiplica resultados.

Toda la planificación y trabajo que puedas hacer antes de
comenzar el mecenazgo, te permitirá estar más tranquilo y te evitará tener
improvisar con la campaña en marcha. Digo esto,
porque una vez que comience, si la cosa va bien, empezarás a recibir mensajes
por tierra, mar y aire con todo tipo de consultas, dudas, sugerencias, etc. El
tiempo que lleva tan solo atenderlos puede ser abrumador, así que toda la
planificación que hayas hecho antes te ayudará muchísimo a liberar tiempo y
conservar la salud mental.

Seguro que se me queda en el tintero algún que otro consejo, así que en las próximas entradas del blog comentaré precisamente como se gestó la preparación del Verkami de Saros, así como el desarrollo de la campaña de mecenazgo.